lunes, 31 de enero de 2011

EGIPTO: UNA REVOLUCIÓN PARA LA DEMOCRACIA


Por: Luis David Cano Rodríguez

“Un patriota siempre debe estar dispuesto a defender su país de su gobierno.” Edward Abbey

El día de hoy se cumple una semana de iniciada la revuelta popular en Egipto, país que cuenta con alrededor de 80 millones de habitantes, lo cual no se puede pasar por alto, ya que se ubica en una de las zonas geográficas más conflictivas de nuestro planeta.

Los egipcios se han levantado en armas contra del régimen militar de Hosni Mubarak, exigiendo su dimisión. El actual ejecutivo egipcio ha sometido a la sociedad egipcia desde 1984 bajo una dictadura militar.

La paciencia de la población se ha agotado y ante la represión del gobierno, la falta oportunidades y libertad, pobreza y la situación de desigualdad que se vive en el país se ha tornado insoportable, por lo que un grupo de jóvenes idealistas comenzó a gestar la sublevación mediante redes sociales como Facebook y Twitter.

Lo que inició como una pequeña rebelión mayormente compuesta por jóvenes ha tomado fuerza durante estos últimos siete días y cada vez es mayor el número de persona que se atreve a desafiar a las fuerzas del orden generando disturbios. Actualmente se tiene un aproximado de que el movimiento que comenzó en calles de El Cairo y que se ha extendido a las ciudades de Alejandría y Suez ha cobrado alrededor de 170 víctimas mortales.

La situación cada vez se torna más complicada para el dictador, ya que facciones del ejército nacional se han puesto en su contra y apoyan a sus compatriotas. Un Estado sin ejército estable y unido no puede garantizar su existencia ni seguridad.

La reacción de la comunidad internacional no se ha hecho esperar. Algunos países como lo son Estados Unidos, Canadá, Arabia Saudita, Libia, Líbano Tailandia, Japón y Australia han enviado aviones para repatriar a sus ciudadanos.

Otros como Rusia y la mayoría de los Estados pertenecientes a la Unión Europea han instado a su gente a evitar viajar a Egipto, lo cual se considera un grave golpe para la economía Egipcia, dado que el sector turístico y de servicios representaron en 2010 el 48.6% de las fuentes de ingreso para ese país.

En lo que respecta a las Naciones Unidas, el Secretario General el coreano Ban Ki Moon ha hecho un llamamiento a las autoridades egipcias a respetar y garantizar los Derechos Humanos pese a la situación.

El gobierno británico ha instado al frágil gobierno egipcio a llevar a cabo un proceso de cambio político y a celebrar elecciones libres y justas que reflejen el deseo de la sociedad.

El presidente Estadounidense Barack Obama ha llamado a Egipto a una transición pacífica rechazando tajantemente los actos violentos.

El gobierno chino por su parte se ha mantenido al margen de la situación y ante el temor de que pudiesen sufrir una rebelión similar a la egipcia, las autoridades han bloqueado en los buscadores de Internet, blogs y redes sociales la búsqueda de la palabra “Egipto”.

Venezuela y Chávez también tiembla ante la situación en el norte de África, la cual evidencia que una sociedad unida puede poner de cabeza a un régimen autoritario.

Expertos internacionalistas prevén que en caso de que se consume la caída del régimen de Mubarak, el sentimiento se contagie y cause un efecto dominó en las demás dictaduras de la región.

A lo largo de la historia la mayoría de las revoluciones se han dado por la fuerza y de manera violenta, tres ejemplos claros de ello son Inglaterra y su guerra civil. Estados Unidos y por supuesto nuestra revolución mexicana.

Desde mi particular punto de vista considero que este movimiento ya iniciado en Egipto no se detendrá hasta haber logrado derrocar al actual gobierno y establecer uno de unidad egipcia, el cual sea garante de la libertad política y social de la población; sin embargo los egipcios deben ser cuidadosos, ya que no deben comprometer sus pilares económicos -los cuales han puesto en riesgo- ya que es sobre ellos que construirán el porvenir de un nuevo Estado egipcio.

El día de mañana será crucial para el movimiento, ya que se espera que alrededor de un millón de egipcios inconformes protesten en El Cairo contra el gobierno de Hosni Mubarak para exigir su dimisión y que deje de buscar excusas para permanecer en el poder.

2 comentarios:

LORBRITO dijo...

Si, ha de temblar mucho Chavez, sobre todo porque se respeta la ley y obedece a la camara de diputados y a su propio pueblo,prueba de ello, es que las ultimas fuertes modificaciones que queria hacer a la constitucion no la logrò porque no se aprobo, un dictador poner su ley por sus huevos no la manda al congreso.

Luis David dijo...

Pues Mubarak tampoco tomaba en cuenta a su pueblo y ve lo que le pasó...